Friday, September 07, 2007

Posada de Peredo y Villa en Cantabria

Ya os comenté que he pasado un tiempo disfrutando de Cantabria, en los días que estuve por allí me hospedé en una posada, cuando utilizas esta denominación la gente puede pensar que era barato el alojamiento y que únicamente me ofrecían un lugar para dormir, PUES NO. En Cantabria y sobre todo por la zona de Torrelavega predominan este tipo de alojamientos, los cuales no tienen nada que envidiar a un hotel de tres estrellas, en precio y condiciones del alojamiento.
Concretamente disfruté de varios días en la Posada de Peredo y Villa, situada en Queveda, a un par de kilómetros de Santillana del Mar, una de las villas mejor conservadas de España. La Posada está perfectamente indicada desde la carretera y no costó mucho encontrarla, cuando llegas allí lo primero que te sorprende es el paisaje, pero seguidamente la hospitalidad de la gente, que en todo momento se desviven en atenciones y siempre te aconsejan algún lugar donde poder disfrutar de un día increíble. Las habitaciones de la Posada son de estilo rústico y muy acogedoras, algunas de ellas abuardilladas, todas ellas con baño completo e independiente, a esto le añadimos un desayuno con el que no te quedas con hambre, y le ponemos la guinda del precio, 60 euros alojamiento y desayuno por habitación doble, una maravilla.

Lo dicho si algún día decidís ir a pasar unos días por Cantabria, en La Posada de Peredo y Villa seguro que seréis bien atendidos.


Un saludo, Phoenix.

2 comments:

Nacho said...

En resumen son unos SINVERGÜENZAS.
Teníamos 3 noches reservadas, en una habitación concreta que habíamos visto por internet, con balcón y ducha de hidromasaje. Nuestra sorpresa al llegar fue que “había habido modificaciones” (palabras textuales) y nuestra habitación no estaba disponible, con lo cual nos alojó en una habitación horrible, con una pequeñísima ventana, sin muebles, con mucha humedad y con un baño sacado directamente de la postguerra. Nos quedamos porque llegamos a última hora de la tarde y no pudimos buscar otro sitio. En nuestra opinión, por lo que vimos esa noche y por el hecho de que al día siguiente sí que teníamos disponible otra habitación, pensamos que la nuestra se la había ofrecido a otra pareja que ese día llegó antes a la posada, de este modo se aseguraba que incluso las peores habitaciones las tendría ocupadas.
La peor sorpresa fue a la hora de pagar, resulta que todas las habitaciones de la planta en la que nos alojamos “VALÍAN IGUAL” tuvieran balcón, hidromasaje o fueran un zulo. Cuando ella misma se contradecía al decirnos que en la otra planta no valían lo mismo porque unas habitaciones eran más “bonitas que otras”. O sea, nos la intentó colar.
CONCLUSIÓN: Si tienes suerte puede que te pongan una buena habitación y estés a gusto, pero te la pueden jugar como a nosotros porque no tienen ningún miramiento con el cliente. Solo les interesa tener todas las habitaciones ocupadas sea como sea.

Phoenix said...

Hola Nacho, yo estuve allí hace ya un par de años y muchos otros amigos míos han ido por allí y han salido totalmente contentos, por el precio, por la atención por la habitación, por la calidad,...
por lo que me resulta muy extraño tu comentario.

Entiendo que vosotros antes de llegar llamásteis para confirmar que legaríais tarde y que os matuvieran la reserva, por lo que no entiendo como os pueden haber tratado así.

Un saludo, Phoenix.